almendros en flor

El maravilloso espectáculo de los almendros en flor en Sierra Morena

¿Qué tendrá la primavera que tanto nos gusta? Incluso cuando aún no ha llegado, pero ya se asoma dejando su aroma por entre los campos mediterráneos de la Sierra Morena de Córdoba. ¿Serán sus almendros en flor, de los árboles más tempraneros a la hora de abrir sus tesoros florales a los cálidos rayos de sol aún invernal? ¿O será el colorido de dichas flores poblando las dehesas con un blanco manto, y que bien podrían confundirse con la nieve sobre sus ramas si no fuera por esos ligeros tintes rosáceos que brotan tímidos tiñendo cada pétalo? También puede ser el delicado perfume flotando en el aire, llamando a la puerta del frío invierno, para dejar entrar a una primavera que, rauda y veloz, anuncia su pronta llegada en cada uno de los pétalos de sus almendros en flor.

En La Dehesa Experiences, tu glamping favorito en la Sierra Morena de Córdoba, no podíamos encontrarnos en una ubicación mejor para dar la bienvenida al colorido de la primavera. Y cómo no, para poder deleitarnos con el maravilloso espectáculo de los almendros en flor.

almendros en flor

La experiencia de ver la floración de los almendros en La Dehesa Experiences

La naturaleza nunca deja de sorprendernos. Son tantas las emociones que nos produce, las sensaciones con las que nos invade, las experiencias que nos ofrece y, en fin, las enseñanzas que nos transmite, que no podíamos haber soñado otra cosa distinta a la que hemos hecho: construir un glamping en esta zona tan auténtica de la Sierra Morena de Córdoba.

Por eso precisamente, La Dehesa Experiences es mucho más. Porque además de ofrecer lujosos alojamientos en mitad de monte y dehesa, también brinda la posibilidad de disfrutar de la naturaleza en muchas de sus vertientes, en distintas épocas, desde un buen número de puntos de vista. Así, el final del invierno nos trae el sorprendente espectáculo de los almendros en flor. Algo tan sencillo como la floración de unos árboles que, sin embargo, crearán una atmósfera idílica, un paisaje de ensueño que resulta en una experiencia inolvidable.

De la mano de una guía especializada, en La Dehesa Experiences vamos a hacer que te enamores de esta experiencia y de la belleza efímera de los hermosos almendros floridos. ¿Quieres un pequeño anticipo?

Ciencia y naturaleza

Desde La Dehesa Experiences te traemos una experiencia completa en la que aprenderás mucho sobre este capítulo de la naturaleza. Bióloga especialista en botánica, nuestra guía tendrá toda la información más técnica que requieras sobre este fenómeno tan simple y a la vez tan majestuoso. Desde su origen y procedencia hasta la razón de su temprana floración, pasando por las peculiaridades de su especie o las diferencias entre el fruto de la variedad dulce o el de la amarga.

almendros en flor

Magia para los sentidos

Ver los almendros en La Dehesa Experiences no es solo todo lo que vas a aprender sino lo mucho que vas a sentir. Disfrutar de un relajado paseo entre la frondosidad de un campo repleto de flores te producirá infinitas y agradables sensaciones. Más allá de dejarse envolver por la brisa perfumada que nos embriaga a cada paso; más allá de deleitarse con un horizonte que se antoja aterciopelado a nuestros ojos. Sentirás mucho más; una paz y una calma que no tienen precio. La mejor manera de desconectar y liberarte del estrés; te lo aseguramos.

El encanto de una leyenda

Como te acabamos de contar, no solo son datos y dulces sensaciones lo que vas a sacar de esta fabulosa experiencia de ver los almendros en flor con La Dehesa Experiences. También tendrás la oportunidad de conocer la leyenda en torno a la aparición de este árbol en la provincia de Córdoba.

Parece ser que fue mucha la devoción que Abderramán III tenía por su favorita, una joven granadina llamada Azahara. Tanta, que construyó en su nombre lo que hoy es una ciudad (conjunto arqueológico) Patrimonio de la Humanidad con mucho aún por descubrir, la impresionante Medina Azahara. A pesar de tanta grandeza, la joven no salía de su eterna melancolía: la de no ver el paisaje nevado de la montaña de Granada. En cuanto Abderramán supo la razón de sus lágrimas, le prometió que una vez al año vería los campos cordobeses vestidos de blanco. Y trajo, así, los hermosos almendros a estas tierras.

*****

Si quieres conocer más sobre los almendros en flor, acerca de la magia que los envuelve y los llena de encanto, ven a descubrirlo a La Dehesa Experiences. ¡Te esperamos!